Blog

De nuevo

/

Y aquí estamos, un año más, a primeros de año presentando un calendario de ensayos e igualás que puede parecer extenuante, pero que nosotros encontramos ilusionante. Tenemos una nueva oportunidad de devolver a las cofradías tanta gratitud y tanta generosidad, la que demuestran al poner en nuestras manos sus cuadrillas de costaleros. Debemos ser exigentes con nuestro trabajo, y a la par, ser plenamente felices y disfrutar la época que ahora comienza.

Somos costaleros de Cristo y de su bendita Madre. Y lo somos por convicción personal. Por fe. Por afición. Por orgullo de pertenencia. Por sentimiento. Por amistad. Por compañerismo. Porque queremos.

Por vocación.

…Así terminaba el mensaje que recibimos el pasado 1 de enero de 2020. ¿Quién nos iba a decir que dejaríamos tantas cosas sin hacer; que dejaríamos de vivir momentos irrepetibles como cada año; que no tendríamos el abrazo del amigo o hermano para paliar ese momento que no queríamos. ¿Quien iba a decir que aún hoy seguiríamos sin poder tener la cercanía que, por nuestra idiosincrasia, nos hace tanta falta? Y, sin embargo, aun así, el balance debe ser positivo: seguimos aquí, con limitaciones, pero aquí.

Cuántas familias, y muchas de ellas cercanas a nosotros, han sufrido el golpe duro de esta pandemia. Cuántas han perdido sus trabajos.  Cuántas siguen con la incertidumbre de no ver, ni un poco solo, el final del túnel.

Sí; es duro no poder vivir todo lo que deseamos o aquello a lo que estamos acostumbrados, pero sabemos que puede ser más duro aún. Pero la fe, lo que sentimos, lo que amamos, si es de verdad, está dentro de nuestro corazón y es inamovible. Esto solo puede servir para acrecentar esos sentimientos y unirnos más a nuestras devociones, a nuestras creencias y a nuestra pasión, pero con la coherencia de saber que aún con tantas faltas somos afortunados.

Este año el calendario es distinto: las fechas han sido sustituidas por palabras llenas de sentido. Espero y deseo que pronto podamos hacer realidad tantos cosas que quedaron aparcadas, pero deseo más aún que todo termine y que no siga rompiendo corazones, ilusiones y vidas; sobre todo, vidas.

Estoy seguro de que todo llegará y de nuevo esos sustantivos se volverán fechas. Entonces será el momento de demostrar todo lo que tenemos contenido y entonces seremos felices si al mirar a nuestro alrededor vemos en la cara del prójimo FELICIDAD.

Te deseo todo lo mejor para este año 2021. Al final ganamos esta batalla.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>